Si está interesado en conocer el valor de su propiedad, vender o entrar al mercado de alquileres, debe realizar una evaluación comercial, el equivalente a un examen médico de su inmueble.

Luego de realizar este proceso, el profesional evaluador podrá entregar el precio adecuado de la propiedad en el mercado actual, es decir, el precio máximo correcto para colocarlo en venta.

¿Qué características se toman en cuenta?

  • Si la propiedad es de carácter residencial o comercial, es decir, si es una casa o una oficina.
  • El lugar donde se encuentra: barrio, sector, urbanización, municipio, etc,
  • Dependiendo del punto anterior, se profundiza en las cercanías; los barrios vecinos, su estrato social, las edificaciones cercanas a su propiedad y el tipo de actividades comerciales y otras que se desarrollan en esa manzana o bloque.
  • La condición del terreno sobre el cual se erige la propiedad es otro factor para analizar, la llamada topografía, si es un terreno recto o tiene alguna inclinación, además de la configuración y estructura geográfica del sector completo.
  • En cuanto al interior de la edificación, se toman en cuenta la cantidad de pisos, la forma en que se distribuyen los espacios, la edad de la propiedad, la categoría y el estilo de los acabados, y cuán conservado se encuentra actualmente.
  • Los apartamentos por su condición específica tienen unas cuantas características extras para tomar en cuenta: la fachada, ventanas, escaleras, puertas, aspecto exterior, ubicación en el conjunto residencial, costo de la administración y servicios.
  • El dueño del inmueble debe aportar toda la información necesaria sobre su propiedad, como el registro de adquisición, las escrituras y la reglamentación del sector donde se encuentra ubicado el bien.
  • El resultado del avalúo puede estar afectado además por otro tipo de condiciones externas como el crecimiento o decaída de la demanda de ese tipo específico de bien.