El mercado de los centros comerciales sigue en pie

En Argentina, la construcción de centros comerciales ha seguido creciendo, a pesar de que en países desarrollados (como Estados Unidos) este sector muestra signos de decadencia, debido, entre otros factores, al auge del comercio electrónico.

En particular, en territorio argentino están experimentando un gran auge los centros comerciales de menores dimensiones, a veces denominados “centros boutique” o “centros de cercanías”, los cuales atienden sobre todo a urbanizaciones cerradas, comunidades periféricas o vecindarios suburbanos que se encuentran a unos 20, 30 o 40 kilómetros de las grandes ciudades.

Muchos de estos nuevos centros comerciales han surgido como parte de proyectos inmobiliarios que incluyen urbanizaciones con viviendas, jardines, plazas y otros espacios de recreación. Así, estos centros de compra completan la oferta de las constructoras, las cuales prometen a los futuros propietarios un estilo de vida donde la comodidad y el refinamiento constituyen núcleos principales.

En efecto, la construcción de complejos habitacionales en las periferias de las ciudades estaría incompleta si las inmobiliarias no pudiesen ofrecer a los ocupantes un acceso práctico a diversos servicios indispensables, como bancos, restaurantes, supermercados, consultorios médicos y profesionales, estaciones de combustible y de servicios al parque automotor, o espacios de esparcimiento.

Así las cosas, el surgimiento de estas nuevas comunidades, conocidas por muchos como “lifestyle centers”, lleva aparejado el establecimiento de centros comerciales que puedan atender la demanda de sus habitantes. En este sentido, estos centros comerciales suelen ser de baja altura (usualmente solo dos plantas), con infraestructura a cielo abierto, dando más cabida a los espacios comunitarios, como plazas, jardines y salones de eventos, por lo que sirven como núcleo de la vida social en las urbanizaciones a las que sirven.

Para ajustarse a esta realidad, los comercios que se ubican en estos centros comerciales de proximidad suelen ser más pequeños, y atienden a nichos de mercado más diferenciados y de mejor posición económica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *